viernes, 12 de agosto de 2016

Sobre el juego del POKEMON



POKEMÓN significa "Monstruos de bolsillo" Su creador es un joven japonés, SATOCHI TAJIRI, el mayor satanista antisocial. De niño en Japón coleccionaba gran cantidad de insectos y criaturas diminutas. Hoy tiene 35 años y le llaman OTAKU que significa: "SÓLO EXISTE VIOLENCIA Y DESTRUCCIÓN DISFRAZADA DE TERNURA."

La idea principal, es crear una adicción, la cual lo dice en su eslogan: "NO IMPORTA CÓMO, TIENES QUE ATRAPARLOS A TODOS," tarea que no termina, porque cada vez saca uno nuevo (Los niños se roban entre sí las llamadas pokebolas). El principal monstruo de esta serie es uno aparentemente tierno llamado PICACHÚ (que en realidad es una oración oriental para invocar a Satanás); este tiene cola de relámpago la cual significa "Rebeldía de Satanás"_; Imita ser parte querubín y parte del dios trueno. Estos monstruos evolucionan robándole el alma a los demás.

En diciembre de 1997, en el Japón, aproximadamente 610 niños quedaron hipnotizados en shock después de un episodio de Pokemón, y en Nueva York un niño apuñaló a otro por robarle sus calcomanías.

Actualmente con la aplicación POKEMÓN para teléfonos inteligentes, (POKEMON GO), en muy poco tiempo logró recaudar más de setenta millones de dólares, y continúa en ascenso.

Mucho cuidado, es una aplicación que, en medio de la diversión, aparentemente inocente, ya ha causado varias muertes de jóvenes y niños, que hipnotizados buscando estas "tiernas criaturas", no se percatan de la realidad, y han caído víctimas, sobre todo de accidentes de tránsito, además de que muchos delincuentes han aprovechado ese juego, para robar los teléfonos de los niños y los adultos que también han caído en la trampa de ese entretenido juego.

Mucho cuidado, con Lo que juegan sus hijos, porque sin darse cuenta, van abriendo puertas para que el Enemigo del alma vaya entrando solapadamente en sus vidas, aquel de quien la Biblia dice que es un lobo disfrazado de piel de oveja y que ha venido para robar, matar y destruir. (Juan 10,10)
Y si crees que estamos exagerando y que esos son fanatismos religiosos, te invito a que por tu cuenta investigues en Internet, en YouTube, o en las noticias, y saques tus propias conclusiones...

Que el Señor te bendiga y te conceda la Gracia de descubrir al león rugiente que anda rondando, buscando a quien devorar (1Pedro 5,8)