viernes, 7 de febrero de 2014

Sobre nuestra alimentación (y III)

Abordamos la última entrega de este artículo sobre nuestra alimentación.

Los procesos nutritivos tienen tres finalidades principales:
1.       Suministrar la energía que necesita el cuerpo humano. (Producir energía equivalente a las que gasta cada individuo). Función energética.
2.       Proporcionar los materiales que se requieren para la formación de las propias estructuras corporales. (Fijar sus tejidos con una constante renovación de los elementos que los constituyen). Función plástica.
3.       Proveer sustancias que son necesarias para que se lleve a cabo el metabolismo. (Mantener constante la temperatura). Función reguladora.

Los alimentos podemos decir que están compuestos por:
1.       Principios energéticos
2.       Principios activos

También que las tan controvertidas calorías no lo son todo, tenemos que considerar:
1.       el valor nutritivo, cada alimento tiene uno distinto.
2.       la calidad de los alimentos, obviamente según hayan sido tratados en su formación.
3.       la digestibilidad y asimilación de los mismos.
4.       la manera de cocinarlos, pierden propiedades y hasta las pierden totalmente.
5.       el acto de comer, no es lo mismo tranquilos, alegres y relajados que alterados

Vamos a ocuparnos ahora de la composición de los alimentos: proteínas, carbohidratos, grasas, minerales y vitaminas, de forma general.

Las proteínas, son compuestos cuartenarios, es decir, están formadas por Oxígeno, Hidrógeno, Carbono y Nitrógeno. Siendo este último, de difícil eliminación por el organismo, por lo que deberemos ingerir cantidades pequeñas para evitar la formación de residuos que intoxiquen nuestro organismo, principalmente las purinas: ácido úrico.
Tienen una función plástica: construir y reponer tejidos.
El sobrante de la citada función, lo emplea el organismo como elemento energético, de ser este necesario.
Las necesidades diarias de proteínas por Kg. de peso óptimo de peso, al ser su función la construcción de tejidos, como si fueran los “ladrillos” para mantener nuestro cuerpo, se consideran que son:
Para niños y embarazadas: 3 grs.
Para adultos: 1 gr. por Kg.
Para adolescentes: 1 a 1,5 gr
Para estudiantes: 1 a 1,5 gr
Como vemos una pequeña cantidad de proteínas es suficiente para que ejerzan su función.

Las grasas, son compuestos ternarios, están formadas por Oxígeno, Hidrógeno y Carbono.
Las funciones de las grasas son:
           transportar las proteínas a las células,
           hacer solventes y viables las vitaminas liposolubles.
           energéticas y térmicas orgánicas.
           forman parte de las membranas celulares y de las vainas que recubren los nervios.
Como podemos observar, son funciones muy importantes las que cumplen en nuestro organismo, por lo que suprimir el consumo completo de grasas en las dietas de adelgazamiento es un error que de prolongarse en el tiempo puede llegar a provocar malnutrición y disfunciones orgánicas.

Los hidratos de carbono, carbohidratos o glúcidos, son ternarios, están formados por Oxígeno, Carbono e Hidrógeno, pero a diferencia de las grasas el oxígeno e hidrógeno están presentes en la misma proporción que en el agua.
Su gran función es aportar energía al organismo.
Son los que producen una combustión más limpia en nuestras células y dejan menos residuos en el organismo.

Los minerales se pueden dividir en tres grupos:
           Macroelementos que son los que el organismo necesita en mayor cantidad y se miden en gramos: Na, K, Ca, P, Mg, Cl, S.
           Microelementos que se necesitan en menor cantidad y se miden en miligramos (milésimas de gramo): Fe, F, I, Mn, Co, Cu, Zn.
          Oligoelementos o elementos traza, cantidades pequeñísimas del orden de microgramos (millonésimas de gramo): Si, Ni, Cr, Li, Mo, Se.
Son absolutamente necesarios en nuestro organismo para la formación del mismo y el metabolismo en general al participar en reacciones bioquímicas y de transporte como el caso del hierro.

Las vitaminas las podemos clasificar en tres grupos:
          Liposolubles à A, D, E, F y K.
          Hidrosolubles à C, grupo B, y H.
          Falsas vitaminas o vitaminoides: Son sustancias con una acción similar a la de las vitaminas, pero con la diferencia de que el organismo las sintetiza por sí mismo. Entre ellas tenemos al inositol, la colina y el ácido fólico.
Ya el mismo nombre nos da la pista sobre la función de las vita (vida) amina (animar) animar., dar vida.

Algunas consideraciones sobre las necesidades de vitaminas:
- Si en nuestra dieta no faltan alimentos integrales y productos frescos y crudos, preferiblemente de cultivo biológico, es realmente difícil que lleguemos a padecer un estado carencial de alguna vitamina.
- En algunas circunstancias o etapas de la vida, las necesidades de algunas vitaminas aumentan.
- Factores que neutralizan o destruyen ciertas vitaminas están:
       Las bebidas alcohólicas.
       El tabaco.
       Drogas.
       Situaciones estresantes.
       Azúcar o alimentos azucarados.
       Medicamentos.

Respecto al orden en que deberíamos de ingerir los alimentos, hay muchas teorías y desencuentros, pero atendiendo al proceso digestivo, quizá la idea más acertada sería: primero las verduras y hortalizas, segundo los feculentos y grasas y lo último las proteínas. Las frutas, mejor fuera de las comidas.

Para finalizar algo que todos conocemos:
Hacer 5 comidas al día:
·         Gran desayuno  (como un rey)
·         A media mañana  (fruta)
·         Buen almuerzo  (como un príncipe)
·         Media tarde  (fruta)
·         Poca cena   (como un mendigo)

Consigamos que como decía Hipócrates: “Tu alimento sea tu medicina, que tu medicina sea tu alimento”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.