sábado, 1 de febrero de 2014

Sobre nuestra alimentación (II)

Continuando esta exposición sobre nuestra alimentación, conviene conocer que los carbohidratos y las grasas apenas tienen una digestión estomacal más allá del batido para formar una papilla antes de pasar al intestino delgado. Por lo que si ya hemos triturado suficientemente en la boca estos elementos, su tránsito por el estómago será muy breve.

Las proteínas, deben mezclarse con el ácido clorhídrico y la pepsina para hacer su digestión estomacal, es decir, comenzar su descomposición en péptidos de cadena más corta, al final deben ser reducidos a aminoácidos. En el estómago estarán un tiempo más corto si la masticación fue adecuada.

Poco a poco, el quimo va pasando hacia el duodeno, donde comienza la gran absorción  de vitaminas y minerales, por tanto si estas no se han desactivado con los ácido estomacales serán más beneficiosas y eficientes para nuestro organismo.