domingo, 19 de enero de 2014

Formación de la energía WEI o defensiva

La energía Wei o defensiva es la que nos permite la homeostasis armónica con el medio que nos rodea (medioambiental, climatológico, geocósmico en general). Es la energía que se irradia constantemente hacia el exterior para permitir una buena relación homeostásica con el exterior, con el medio exógeno (climatológico, medioambiental). La podríamos comparar hasta cierto punto y solo a fines de comprensión con el aura.

Si no se tuviera energía Wei, no se podría vivir. Es el halo protector del organismo, “en el Wei reside la clave de la supervivencia” por ser la energía que se opone a los ataques de las energías perversas humedad, sequedad, calor, frío y viento, que son las de los mismos movimientos de la Medicina Tradicional China, pero exacerbadas en contra del organismo.

La formación de la energía Wei pasa por tres fases y siete purificaciones, que se pueden seguir en el gráfico.
El Wéi al igual que en la formación del Rong, es la primera purificación, pero la vía va a ser distinta, no así los tres productos de la combustión lenta, el Tinh. Thin y Jing, solamente que por diferentes órganos serán extraídas (como en una refinería) unas energías cada vez más sutiles y purificadas. Pero como observamos (pueden consultar el artículo anterior de la formación del Rong) el origen de ambas es el mismo: el Gu, es decir el alimento que ingerimos.

1ª Fase: Función gastrointestinal. Residuos sólidos, y consta de 3 purificaciones:

  • 1º Purificación: Wéi
  • 2ª Purificación: Xiao Chang
  • 3ª Purificación: Da Chang

2ª Fase: Función nefrovesical. Residuos líquidos, y consta de 2 purificaciones:

  • 4ª Purificación: Shén
  • 5ª Purificación: Pang Wan

3ª Fase: Función hepatobiliar. Residuos gaseosos, y consta de 2 purificaciones:

  • 6ª Purificación: Gan
  • 7ª Purificación: Dan
Formación Wei

La energía Wei formada, asciende hasta el vertex, que es punto 20VG (Bahui, Cien reuniones). Es el punto más alto, desde aquí esta energía marcharía al cielo, pero es atraída hacia abajo por los los puntos Ting (-), que son los puntos que se encuentran en los dedos de las manos y de los pies, gracias a  la energía Rong que la atrae por el interior de los meridianos y hace de imán sobre la energía Wei para que no se “escape”.

A la energía Wei que baja se la denomina “Halo inductivo” y tarda 29’ 48’’ en bajar y nos envuelve como una nube. Esta nube entra por los puntos Ting y vuelve a subir hacia arriba atraída por la energía Rong (-),  a través de un meridiano subdérmico llamado Meridiano Tendinomuscular (M.T.M.)  en el que hay exclusivamente energía Wei.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.