domingo, 12 de enero de 2014

Formación de la energía RONG o nutricia

Todos damos mucha importancia a la alimentación, y sabemos que una buena y equilibrada alimentación es fuente de salud, conocemos o al menos son suena un aforismo hipocrático que dice “Que tu alimento sea tu medicina, que tu medicina sea tu alimento”, pero normalmente no sabemos hasta que punto energéticamente esto es así.

Es la energía nutricia es una energía básica que circula por los meridianos de acupuntura. Es la energía que se puede manipular por el acupuntor y cuya calidad podemos aumentarla a través de la dieta. Esta energía se llama energía Rong y circula ininterrumpidamente las 24 horas del día nutriendo los meridianos de acupuntura.

Es la energía nutricia, la energía impulsora, la energía que provoca los dinamismos orgánico-viscerales. La energía Rong es la que mueve el corazón, los intestinos,… nuestro organismo.

Pero para ver esto con un poco de claridad explicaré que cada vez que ingerimos un alimento (GU), en nuestro organismo, energéticamente, se producen una serie de combustiones y tipos de energías más o menos condensadas con motivo de esa combustión lenta de los alimentos.

Comencemos por el estómago, receptor del bolo alimenticio y donde continúa la digestión orgánica pero que energéticamente es el primer paso. En el Wéi (estómago, meridiano de acupuntura) en este proceso de combustión lenta se liberan tres compuestos:

  • Esencia libre energética (TINH), esto es energía pura.
  • Esencia energético-física (THIN), esto es energía-semimateria.
  • Energía material (JING), esto es materia.
Gráfico formación del Rong

Otro meridiano podrá extraer energía del THIN y del JING por medio de este proceso de combustión lenta y producir esos mismos compuestos, pero a nivel más depurado.

Como hoy quiero explicar el proceso de la energía nutricia o Rong, no me detendré en mayores profundidades, eso lo haré en otro artículo.

Como curiosidad, en chino pinyin el estómago se escribe Wéi, entonces estas energías e dirían Wéitinh, Wéithin, Wéijing.

Bien, todas las informaciones bioenergéticas que recibimos del medio, olores, sabores, colores, notas musicales, influjos geomagnéticos, influjos fotónicos, radiaciones, etc…) se concentran, son procesados, todo lo que es útil, va la meridiano de MC para formar parte de la sangre y lo que sobra se expulsa por las ventanas del cielo (anos energéticos). Son puntos que están situados en el cuello y sirven de control de las energías rong y Wei (esta sin acento, que sería entonces estómago).

La energía libre Tinh, va al a Xin Bao (Meridiano de Maestro de Corazón o Pericardio), donde se conexionan todos los órganos, todas las vísceras y todos los meridianos. Esta energía se utiliza para el gasto diario energético del organismo. Si sobra energía (la buena, se entiende) se va a dar al Riñón, a las suprarrenales.

La energía-semimateria Thin, va al Pi (Meridiano de Bazo-Páncreas), en donde por medio de esa combustión lenta, extrae y produce los tres tipos de compuestos antes explicados: TINH, THIN y JING, pasando al siguiente meridiano Fei (Meridiano de Pulmón) el THIN procedente de Pi.

En el Fei, hay una entrada de TIANQI, quinta esencia celeste, esto es energía del cosmos con el aire respirado, y al mezclarse con el THIN de Pi, hace una combustión lenta, como en los casos anteriores y da como resultado también los tres compuestos, pero aquí hay uno muy especial el RONG, es decir:

  • El TIANQI que es la energía del cielo que al unirse a la esencia FEITINH forma la energía RONG que circula las 24 horas del día por los meridianos. El TIANQI es muy abundante al amanecer. Lo que nos interesa en la energía (Yang) y no la materia (Yin).

El conjunto de energías del cielo posterior (Rong, la que acabo de comentar, y la Wei o defensiva de la que hablaré en un próximo artículo), forman lo que se llama el Riñón Yang que es como la batería del ser humano, el almacén de la energía.

Como acabamos de ver, si la energía que circula por los meridianos de acupuntura y la energía defensiva se van formando de lo que comemos y de lo que respiramos, será muy fácil mentalizarse sobre el beneficio de una alimentación sana y un régimen de vida donde los espacios abiertos y el ejercicio sean una constante en nuestra vida: ¡De lo que comemos y respiramos formamos nuestra energías! Y eso sí podemos controlarlo sin depender de otras personas o cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.